biblioteca

biblioteca

domingo, 26 de abril de 2015

Conmemoración del genocio armenio.

2007 


DECLARASE EL DÍA 24 DE ABRIL DE TODOS LOS AÑOS COMO “DÍA DE ACCIÓN POR LA TOLERANCIA Y EL RESPETO ENTRE LOS PUEBLOS”, EN CONMEMORACIÓN DEL GENOCIDIO DE QUE FUE VICTIMA EL PUEBLO ARMENIO.


Ley  26199   HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN ARGENTINA 13-dic-2006

CONMEMORACIONES DÍA DE ACCIÓN POR LA TOLERANCIA Y EL RESPETO ENTRE LOS PUEBLOS Publicada en el Boletín Oficial del 15-ene-2007    Número: 31073    Página: 4

El genocidio en pocas palabras...

Entre 1884-1896 son masacrados aproximadamente 300.000 armenios. Es derrocado el sultán Hamid el poder pasa a manos de los Jóvenes Turcos.Lo que en principio pareció el inicio de una época de paz y fraternidad, basada en la igualdad de derechos, poco a poco se fue transformando en el período más oscura de la historia armenia. En el nuevo orden elaborado por los Jóvenes Turcos, los armenios constituían un obstáculo. La Primer Guerra Mundial facilitó la concreción de su objetivo: transformar un imperio heterogéneo en un estado homogéneo fundado en el concepto de un pueblo, una nación.

“Una de las metamorfosis más inesperadas y trágicas de la historia contemporánea armenia fue el proceso que se desarrolló de 1908 a 1914, durante el cual los Jóvenes Turcos, de apariencia liberal, se transformaron en nacionalistas extremos, ávidos de crear un orden nuevo y de suprimir la cuestión armenia, eliminando al pueblo armenio”.

Del 23 al 24 de Abril de 1915 fueron detenidos, deportados y asesinados. A partir de entonces, se dio la orden de deportación de la población civil. El mismo esquema de arresto y asesinato de los líderes y de los hombres mayores de 15 años, así como la deportación del resto de la población -mujeres, ancianos y niños-, hacia los desiertos de Siria, se repitió en todos las localidades armenias. 
Los hechos descriptos fueron encuadrados dentro del concepto de GENOCIDIO. 

Helen Fein afirma lo siguiente: “las víctimas de los genocidios premeditados del siglo XX -judíos, gitanos, armenios- fueron asesinados para que los designios del estado en vista de un orden nuevo fueran realizados. En los dos casos, la guerra fue utilizada para transformar a la nación con el objeto de adaptarla a las concepciones de la élite en el poder, eliminando a grupos considerados extranjeros”.

A pesar de la política de negación que encaró el gobierno turco, sobre todo a partir de 1920, los archivos europeos y americanos, así como el análisis de los hechos a partir de los testimonios de los sobrevivientes, demuestran que el Genocidio armenio fue un hecho premeditado, destinado a la eliminación del pueblo armenio por no renunciar a la preservación de su cultura.










Lo que vino después

Mientras estos acontecimientos sucedían en el Imperio Otomano, la Armenia logró su independencia en 1918. La capitulación turca al finalizar la Primer Guerra hizo renacer la esperanza del retorno, acrecentada con la decisión de la Conferencia del Paz de París, en enero de 1919, de separar Armenia, Siria, Palestina y Mesopotamia del Imperio Otomano.
El genocidio, hecho traumático en la historia armenia, determinó la conformación de la gran diáspora, origen de las diversas comunidades armenia de Europa y de América. El reconocimiento del genocidio armenio tiene por dueña a la humanidad en su conjunto. Es la misma humanidad su beneficiaria.
A pesar de todo, no es venganza 
la obligación es no olvidar.
El camino es largo, pero se emprendió con entereza, porque la moral y el Derecho -el universal y el positivo internacional-,  sostiene a la Comunidad Armenia toda exigiendo la aplicación plena y efectiva del Derecho.

No hay comentarios: