biblioteca

biblioteca

viernes, 12 de abril de 2013

EL ROBO. Cuento de Luis María Pescetti


El Robo 

- Mamá ¿dónde está el Rafles? 
- No sé, Natacha, buscálo. 

- ¡No, mamá! ¡Se perdió, ayúdame por favor! 

- Natacha, estoy terminando un trabajo, buscálo vos. 

- ¡Mamá! 

- … (adiós concentración). 

- ¡Mamá, por favor ayúdame se robaron al Rafles! 

- Natacha ¿me querés decir quién se va a querer robar a ese perro? 

- ¡Un ladrón mamá! ¿¡Quién va a ser!? 

- Natacha, ni el más tonto de los ladrones querría robarse al Rafles. 

- … (mira por la ventana) ¡Mamá! 

- No-gri-tes- Na-ta-cha por-fa-vor. 

- ¡Vi que un coche daba la vuelta a la cuadra! ¡Son los que robaron al Rafles, mami! 

- Nadie se llevó a Rafles. Dejáme terminar este trabajo por-fa-vor. 

- (snif snif)… a vos te importa más terminar tu trabajo que salvar al Rafles. 

- … (se agarra la cabeza) 
- ¡¡¡Buuaaaaaaahhhhh!!! 

- Bueno, vamos a buscarlo por la casa. 

- ¡No, mamá! ¿¡Y si se lo robaron y estamos perdiendo tiempo!? ¡Hay que llamar a la policía! 

- Natacha, por favor… no hagas escándalo y ayúdame a buscarlo. 

- Yo empiezo por la heladera. ¡No, mejor llamo a la policía! 

- ¡Ni busques dentro de la heladera ni llames a la policía! 

- … (marca en el teléfono) 

- ¡Natacha! ¿¡Qué hace este hueso de pollo en el sillón de tu cuarto!? 

- ¡Mamá, cuando los ladrones se llevaron al Rafles no le dieron tiempo de ordenar el cuarto! 

- ¿Vos dejas que el perro coma en tu sillón?

- Si se porta mal no. 

- ¡¿Cómo si se porta mal?! ¡Nunca tiene que comer en el sillón! Está hecho un asco. 

- Mamá ¡No sé el número de la policía! 

- Por suerte, ayúdame a buscar. 

- … (marca) ¿Hola? ¿Pati? ¡¡¡Se robaron al Rafles dame el número de la policía es urgente!!! 

- ¡Natacha deja de alarmar y ayúdame a buscar! 

- ¡Bueno, entonces pregúntaselo a tu mamá! ¡Pero corre, Pati! ¡¡¡Dalee!!! 

- Natacha, acá está el perro durmiendo debajo de tú cama. ¡Con mi pantalón verde! ¡Lo mato!

- ¿Hola, señora? 

- … (corre al teléfono) Dámelo, Natacha. ¡Hola! ¿Carmen? ¿Qué tal? Sí, disculpa la alarma de desastre mundial… No, el perro está durmiendo debajo de la cama. ¡Con un pantalón mío que adoraba! ¡Sí…bueno, chau después nos hablamos!

- Mami, ¿viste qué lindo que duerme el Rafles? 

- … (silencio). 

- Tenemos que comprarle una cunita ¿no, mami? 

- … (silencio silencio silencio).


3 comentarios:

maite dijo...

hola me llamo maite y tengo 10 y
lei todo el libro entero es reeeee lindo

maite dijo...

es re lindo tu librooooooooo

maite dijo...

hola me llamo maite y tengo 10 y
lei todo el libro entero es reeeee lindo